El artista Maurice Mikkers llevó a cabo una sesión de fotografías microscópicas en donde categorizó lágrimas humanas según el tipo de situación experimentada por los sujetos que prestaron sus fluidos oculares para este experimento.

La mayoría de las especies que existen en el mundo han sido descubiertas y estudiadas por el hombre, pero la comunidad científica aun considera que existen muchos tipos de organismos vivientes que aun no han podido conocer.

Poco importó que Michael Fedak fuera un investigador respetado. Cuando en la Universidad de St Andrews (Escocia) comentó a sus compañeros del departamento de biología que quería estudiar el cambio climático con sensores ubicados en las cabezas de los mamíferos marinos, se rieron de él.