Las energías renovables dieron un gran paso adelante a lo largo de la semana pasada cuando el avión Solar Impulse 2, propulsado por la energía del sol y la tecnología que la aprovecha, alcanzó tierra en Oahu, una de las islas de Hawai. Había salido hacía 116 horas (casi cinco días) de Nagoya, Japón, estableciendo así un nuevo récord en este tipo de travesías.

El pionero que tomó el riesgo de cruzar más de la mitad del océano Pacífico fue el piloto suizo André Borschberg. Y, como les sucede a los pioneros, le tocó experimentar en propia piel todas las dificultades que hasta ahora nadie había sufrido. Al menos durante tantas horas.

Un avión solar completa con éxito un viaje de récord

www.bizjournals.com

Travesía llena de dificultades

Borschberg tuvo que superar 6.400 kilómetros en medio de turbulencias y los frentes fríos que se acumulan en el Pacífico en esta época del año, que implican tormentas. Todo ello en un aparato mucho más ligero y lento que los que se utilizan para los vuelos comerciales. De hecho, sus tentativas se habían retrasado unas semanas porque su equipo esperó a que mejoraran las condiciones.

A las dificultades atmosféricas y las particularidades del avión se suma el hecho de que Borschberg volaba solo y tenía que tomar sus descansos con el Solar Impulse 2 en piloto automático. Dormía 3 horas al día en lapsos de 20 minutos distribuidos a lo largo del trayecto. Por si eso fuera poco, uno de los fallos que sufrió su aparato afectó al sistema de alertas. “Es especialmente importante para la función de reset o para los intervalos de sueño”, afirmó el piloto.

Un avión solar completa con éxito un viaje de récord

elcomercio.pe

El hito es particularmente simbólico porque, por un lado, representa un avance en una tecnología más limpia y sostenible. Por otro, porque el avión cubrió el trayecto donde 78 años antes había desaparecido la popular piloto norteamericana Amelia Earhart. Sin embargo, el próximo reto ya está en el horizonte inmediato. Serán 4.800 kilómetros entre Honolulu (Hawai) y Phoenix (Estados Unidos).

Fuente: www.freemalaysiatoday.com

#planeta tierra