Mars crust (1)

Esta imagen muestra una capa de roca ligera que pudiera ser indicativo de la existencia de una corteza continental. Crédito: NASA/JPl-Caltech/MSSS

Mientras que la evidencia de la existencia de agua en Marte se sigue acumulando, fue hallada una inesperada pieza del rompecabezas que indica que el planeta pudo haber tenido una corteza continental que se creía única y propia de la tierra. Esto sugiere que Marte pudo haber tenido actividad tectónica hace mucho tiemplo, posiblemente durante sus primeros 100 millones de años de existencia.

Esto podría además descartar la teoría de que el Planeta Rojo experimentó un gran impacto al principio de su historia cuyo resultado fue que su hemisferio norte esté ahora mucho más bajo que su hemisferio sur.

El misterioso descubrimiento, el cual fue publicado en Nature Geoscience, fue realizado por Violaine Sautter y sus colegas del Museo de Historia Natural en París. Los especialistas analizaron los datos obtenidos de 20 rocas estudiadas por el instrumento conocido como ChemCam que se encuentra a bordo del Curiosity. Debido a la abundancia de sílice, que es un fenómeno que se ha observado en la corteza continental terrestre; la evidencia sugiere que las muestras se derivan de una corteza continental más que de que una capa de roca basáltica.

En el caso de la tierra, se pensaba que la corteza continental se había originado por el movimiento del magma cuando las placas tectónicas se empezaban a formar hace miles de millones de años. Anteriormente se creyó además, que la corteza observada en Marte era una sola pieza– esto implicaba que, a diferencia de la Tierra, Marte carecía de placas tectónicas que se desplazan por la superficie-. No obstante, las últimas evidencias indican lo contrario: Pudiera ser que hubo actividad tectónica en Marte “en una etapa muy temprana” apunta Sautter, probablemente durante su formación hace aproximadamente 4.57 mil millones de años.

Evidence Of A Continental Crust On Mars Suggests It Had Tectonic Activity

La evidencia obtenida en el Cráter Gale (zona que se muestra con el marcador) pudiera explicar la razón por la que el hemisferio norte (en azul) está mucho más bajo que el hemisferio sur (en naranja y rojo). Crédito: Google Mars/NASA

“Esto es muy importante, ya que se suponía que Marte era un mundo cubierto de basalto” dijo Sautter a IFLScience. Hasta ahora había sido imposible encontrar evidencia de una corteza continental desde órbita, si embargo, la ubicación del Curiosity – dentro del cráter Gale– es única debido a su profundidad, pues nos da una especie de corte transversal a lo largo de la historia geológica del planeta.

La corteza continental rica en sílice y feldespato pudiera explicar las diferentes altitudes de los dos hemisferios. Sautter explica que esto podría tener una “razón interna” que yace debajo de la superficie (como por ejemplo, la transferencia de calor no simétrica) y no deberse a un evento externo (como el gran impacto de otro cuerpo celeste).

Original

#astronomía y espacio