Fermi sees record flare from a black hole in a distant galaxy

Lo que se observa en esta imagen capturada por del Telescopio LAT del Satélite Fermi de la NASA, es una llamarada nunca antes vista procedente del blazar 3C 279. Durante su estallido de rayos gamma, el blazar 3C 279 prácticamente eclipsó al pulsar Vela, que es considerado el objeto más brillante en el rango de los rayos gamma dentro del universo conocido.

Hace cinco mil millones de años, un gran disturbio cósmico azotó una región próxima a un monstruoso agujero negro ubicado en el centro de la galaxia 3C 279. El pasado 14 de junio, un pulso luminoso de alta energía generado por este evento finalmente llego a la tierra, activando los detectores del telescopio de rayos gamma a bordo de Fermi y otros satélites espaciales. Los astrónomos del mundo viraron todos sus equipos hacia esta lejana galaxia para observar con detalle esta breve pero histórica manifestación.

“Un día, 3C 279 era sólo una de muchas galaxias activas que se podía observar, pero al siguiente, se convertía en el objeto más brillante en el cielo dentro del espectro de los rayos gamma” explica Sara Cutini, científica del telescopio LAT de Fermi en el Centro de Datos de la Agencia de Ciencia Espacial Italiana en Roma.

3C 279 es uno de los más famosos blazares, los cuales son esas galaxias inestables cuya actividad de alta energía es impulsada por un agujero negro supermasivo ubicado en su región central que pudiera superar más de mil millones de veces el peso en masa del sol y medir lo mismo que el sistema solar entero. Conforme la materia cósmica cae dentro de la boca del agujero negro, algunas partículas son aceleradas casi a la velocidad de la luz a todo lo largo de dos chorros de energía (y partículas) y que apuntan a direcciones opuestas. Lo que hace que este blazar sea tan brillante, es que uno de esos chorros de energía y partículas esté dirigido casi en dirección a la Tierra.

“Este fenómeno es la explosión más grandiosa que Fermi ha detectado en sus siete años de operación. Este fenómeno parece más brillante durante la noche” apunta Elizabeth Hays, científica adjunta del proyecto Fermi en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la Nasa en Greenbelt, Maryland. Los astrónomos creen que algún cambio en el chorro de partículas es responsable de esta llamarada, aunque no están seguros de lo que en realidad la genera.

Esta visualización, que muestra la oleada de rayos gamma detectados durante el clímax de la explosión en 3C 279’s, fue capturada con ayuda del telescopio LAT y otros instrumentos a bordo del satélite Fermi de la NASA.

La más brillante y persistente fuente de energía en el espectro de los rayos gamma del cielo es el pulsar Vela, que se encuentra a 1,000 años luz de distancia.  El blazar 3C 279 está millones de veces más lejos, pero durante esta llamarada, se muestra al menos 4 veces más brillante que Vela.

Original

#astronomía y espacio