Modified mosquitoes begin blitz on dengue in Brazilian city

Los mosquitos machos han sido modificados de modo que cualquier cría que engendren muera rápidamente.

Millones de mosquitos genéticamente modificados han descendido en la ciudad brasileña de Piracicaba durante la batalla local en contra del dengue, mientras se prospecta una prueba de este método en Florida.

Los mosquitos transgénicos son todos machos. Cuando estos se aparean con las hembras nativas, transmiten un gen a las crías que hace que las larvas mueran antes de que maduren.

El plan es “invadir” la región con estos mosquitos para superar poco a poco la población de machos nativos y reducir el número de insectos transmisores de dengue.

Los mosquitos modificados fueron diseñados por Oxitec de Abingdon, Reino Unido y son criados en masa en un laboratorio en Campinas, Brasil. La firma ha permitido comercializar y liberar sus mosquitos en todos los rincones del país sudamericano.

Oxitec está ahora esperando la autorización de la Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos para hacer pruebas con sus mosquitos en Key Haven en la zona de los Cayos de la Florida.

Desde el pasado mes de abril, 6 millones de mosquitos modificados han sido liberados en Piracicaba, el suburbio peor infestado de Aedes aegypti, el mosquito que porta y esparce el virus de la fiebre del dengue.

Los mosquitos de Oxitec tienen además un gen que hace que la larva que crían pueda emitir un cierto brillo rojizo bajo la luz ultravioleta. Esto cual permite que los científicos comprueben por su propio ojo que la estrategia realmente está dando frutos.

Dejando recipientes con agua en sitios estratégicos de la zona tratada, en los cuales, las hembras nativas depositan sus huevecillos; los investigadores podrán cuantificar la proporción de larvas rojas y por ende, calcular qué tan bien está funcionando la medida.

Modified mosquitoes begin blitz on dengue in Brazilian city
Mosquitos machos modificados son liberados en Brasil

Un prueba reciente en un suburbio de la cuidad brasileña de Juazeiro, mostró que en seis meses, los mosquitos transgénicos han reducido la población de mosquitos nativos casi al 95%, un número apenas por debajo del nivel teórico requerido para la óptima transmisión de la enfermedad.

Aunque la población de mosquitos transmisores se ha reducido, la baja en la incidencia de nuevos casos de dengue aún está por verse.

Original

#salud y medicina