Ceres

Cuando más nos acercamos de Ceres, más confuso se torna el panorama. La nave Dawn de la NASA ha descubierto varios puntos brillantes lo mismo que una estructura piramidal que sobresale de la frígida superficie del planeta enano.

Este descubrimiento pinta un nuevo retrato de uno de los mayores “fósiles” del sistema solar que sin duda, se vuelve cada vez más complejo.

“Ya esperábamos ser sorprendidos, pues sabemos muy poco acerca de Ceres” apunta vía mail Christopher Russell, científico planetario de la Universidad de California en Los Ángeles y principal investigador de la nave Dawn. “Pero lo que nunca imaginamos es que las sorpresas serían puntos brillantes y una pirámide”.

Ceres es uno de los cinco planetas conocidos de sistema solar y el mayor objeto del cinturón de asteroides, el vasto anillo rocoso de residuos que se extiende entre las orbitas de Marte y Júpiter.

Los asteroides son los bloques de construcción de objetos que nunca llegaron a convertirse en planetas, y los científicos esperan que estudiando a dos de los más grandes protoplanetas del cinturón -primero al raro asteroide Vesta y luego al planeta enano Ceres- la misión Dawn podría revelar mucho acerca del desarrollo primigenio de nuestro sistema solar.

Desde que la nave arribó a Ceres en marzo, han crecido las especulaciones sobre la naturaleza de su superficie. Muchos investigadores sospechaban que Ceres parecía tener una superficie muy “suave” rica en agua congelada, sin embargo, conforme la nave se aproxima a completar su travesía de 7 años, ha empezado a enviar imágenes donde se puede ver una superficie mucho más agreste y llena de cráteres de lo que se esperaba y lo que es más extraño: un misterioso punto brillante (el cual había sido previamente observado por el telescopio Hubble) que asemeja una faro.

Conforme la nave se acercaba, se notó que este punto brillante eran en realidad dos puntos, pero lo más sorprendente es que el segundo tampoco es una unidad, si no que está formado de al menos ocho puntos más pequeños.

Pero ¿Qué son esas zonas brillantes? Aún no queda claro explica Russell. Al parecer se trata de sales y agua congelada, aunque los científicos no están seguros.

Dawn ha descubierto otro increíble detalle en  la superficie: Una especie de montaña de unas 3 millas de alto.

“Hay procesos en los terrenos del Ártico (en la Tierra) que hacen que crezcan montículos por acción de aguas subterráneas, pero estos suelen ser mucho más pequeños” dice Russell.

“Solo hemos visto esto en Ceres…Su rareza hace que todo sea más difícil de entender” concluyó.

Original

#astronomía y espacio