#tecnologia

Actualizado a las

Usualmente pensamos en que las microondas pueden calentar cosas, pero ¿sabías que también pueden congelarlas? Unos científicos han decidido utilizarlas para congelar átomos y sus intentos han sido exitosos, ya que se la arreglaron para enfriarlos a una millonésima de grado cero (–273.15°C o –459.67°F).

Desde hace mucho tiempo se ha teorizado a cerca de lo que puede existir en los satélites naturales que se encuentran orbitando alrededor de algunos planetas, y los casos más conocidos para una futura exploración, son las lunas de Europa de Júpiter y también la de Titán de Saturno.

Google Earth nos permite explorar el mundo que nos rodea de una manera que antes era imposible. Con la ayuda de imágenes satelitales y fotografías aéreas tomadas por aviones, Google creó un mapa gigantesco e interactivo con el cual todos podemos jugar. Explorar ciudades, así como recorrer los lugares en que viven tus cercanos, se vuelve hasta adictivo pero (“¿Juanito tiene una piscina?”).

Un trio de investigadores de la Universidad de California ha descubierto una “ilusión” en las redes sociales que pudiera explicar por qué algunas cosas se vuelvan populares en el ciberespacio mientras otras no lo hacen. Kristina Lerman, Xiaoran Yan y Xin-Zeng Wu elaboraron un informe (el cual ha sido posteado en el servidor arXiv de manera previa a su publicación oficial) que describe este fenómeno y la forma en que funciona.

Ya sea que se trate de una herramienta para tener a la mano toda clase de recordatorios e información útil o que simplemente sea una aplicación curiosa con la que puedes jugar ( y divertirte (a mí por ejemplo, me conoce actualmente como Princess Consuela Banana Hamaca), Siri ha sido la mejor amiga de los usuarios de iPhone durante años. No obstante, al igual que todos los buenos amigos, de vez en cuando se pone un poco sarcástica.

El equipo ha estado utilizando una serie de lásers, lentes y espejos para crear hologramas suspendidos en el aire que se pueden tocar. Esta tecnología implica ahora que los hologramas han dejado el plano de las superficies de dos dimensiones para entrar al ilimitado mundo tridimensional.